¿Qué es un Certificado de Profesionalidad?

¿Qué es un Certificado de Profesionalidad? ¿Por qué nos dicen que va a suponer prestigio y un aporte al currículo de la persona que lo posee?.
Un certificado de profesionalidad es una acreditación oficial que certifica los conocimientos, las habilidades y aptitudes que tiene una persona para desarrollar una actividad laboral relacionada con el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales en el ámbito de la Administración laboral. Los certificados de profesionalidad están constituidos por unidades de competencia, organizadas en módulos formativos y unidades formativas y todos tienen un módulo de prácticas.
Hay que dejar claro que no es un título académico, sino una acreditación laboral. Te preguntarás para qué sirve entonces…..El certificado te acredita la competencia para trabajar en una cualificación, en algo muy concreto, facilita la inserción laboral y se puede convalidar por títulos de formación profesional. Hay tres niveles, nivel 1 para personas sin estudios, nivel 2 para personas con la ESO o equivalente y nivel 3 para personas con bachiller o equivalente.
Se puede obtener un Certificado de Profesionalidad mediante experiencia laboral, pero no de forma automática, sino que se establecen convocatorias para acreditar dicha experiencia. O bien, realizando la formación de los módulos formativos que integran el certificado de profesionalidad.
Estos certificados los expiden el Servicio Estatal de Empleo y también la Administración laboral de las Comunidades Autónomas. Puedes consultarlos en la web del SEPE, dónde verás 26 familias profesionales, y más de 500 certificados.
Las personas que los realizan suelen ser trabajadores en desempleo u ocupados que demandan la formación para conseguir cumplir con los requisitos mínimos de formación y legales que se les exige en su campo profesional.
Hasta la última reforma estatal de empleo (Real Decreto 189/2013, de 15 de marzo) solo se podía obtener un Certificado de Profesionalidad cuando la formación asociada estaba enmarcada en la Formación Profesional para el Empleo y se correspondía con una acción de carácter gratuito para el alumnado que la recibía. Estaba sujeta a planes y  acciones formativas que los agentes sociales, económicos y Centros de Formación han tenido que solicitar como Beneficiarios de una subvención pública.

Pero ahora esto ha cambiado.

Desde la última reforma se interpreta que se pueden ofertar los Certificados de Profesionalidad por cualquier entidad acreditada sin tener que esperar a recibir una resolución aprobatoria de una subvención pública solicitada en materia de formación y que los cursos salgan convocados de manera gratuita.
Interpretando la ley podemos entender que un centro acreditado por una Administración competente que comunique con suficiente antelación el inicio de la formación vinculada a CP a los Servicios Públicos de Empleo (puede imitar plazos ya establecidos por las convocatorias), podrá decirle a los participantes que tendrán un acreditación oficial si consiguen finalizar como aptos. Muchas entidades privadas se han arriesgado y otras han sido más cautelosas al interpretar la norma, pero lo cierto es que, va pasando el tiempo y esta modalidad parece que se va tornando como una alternativa más que probable, de hecho muchas Comunidades Autónomas están comenzando a legislar esta situación, como Madrid, Valencia o Galicia. En Andalucía aún no existe dicha regulación, está en proyecto, a ver si podemos optar a ello también en breve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *